Categoría: Problemas Psicólogicos

tipos de estrés

Estrés bueno y estrés malo

[column width=”1/1″ last=”true” title=”” title_type=”single” animation=”none” implicit=”true”]

[/column]

[column width=”1/1″ last=”true” title=”” title_type=”single” animation=”none” implicit=”true”]

¿Qué es el estrés?

Esta respuesta surge cuando las personas se enfrentan a situaciones difíciles en las cuales nuestro cuerpo reacciona para poder actuar; cuando ésta reacción nos ayuda a salir bien librados de dichas situaciones, podemos decir que es un estrés “bueno” al que llamamos eutrés; sin embargo, cuando este estrés rebasa los límites y en vez de funcionar, nos fatigamos, cansamos, nos cuesta trabajo poner atención y tenemos poca concentración, podemos decir que es estrés “malo” y se le llama distrés. Es decir, es importante que nuestro cuerpo se estrese cuando debe de hacerlo pero utiliza mucha energía y resulta desgastante por lo que necesita regresar a un estado de relajación para recuperarse, cuando éste no lo consigue se desencadenan problemas emocionales y de salud.

EUTRÉS (ESTRÉS BUENO) DISTRÉS (ESTRÉS MALO)

En el eutrés el uso de energía es proporcional a la situación que lo desencadena, es decir, la persona no se desgasta de más y mantiene su mente abierta promoviendo la felicidad, alegría y la creatividad. Es indispensable para nuestro funcionamiento y para nuestro desarrollo personal. Por otro lado, en el distrés las situacuiones son percibidas como excesivas, intensas, prolongadas e insuperables. La capacidad de resistencia y de adaptación del cuerpo se ve rebasada reflejándose en alguna alteración emocional o física como gastritis, cefaleas, tensión muscular, entre otras.

Es importante hacer esta diferencia porque comúnmente se cree que el estrés es algo malo, que hay que luchar contra él y eliminarlo, algo que de hecho es imposible ya que sólo los muertos no tienen estrés. El estrés es una reacción natural de nuestro organismo, la clave está en observarlo y entenderlo para que nuestro distrés se vuelva eutrés y así nos ayude a funcionar de una mejor manera en nuestra vida cotidiana.

Ahora que conoces un poco más sobre el estrés vamos a realizar una actividad con la cual podremos observar el poder que tiene la mente sobre nuestro cuerpo, dicho poder puede jugar en nuestra contra y causarnos distrés o a nuestro favor y producir tranquilidad y relajación.

Para realizar esta actividad es importante que te encuentres en un lugar tranquilo donde te puedas concentrar y liberar de distracciones, ahora:

Imagínate que estás en tu casa sentado en la mesa, te levantas y te diriges hacia tu cocina, abres el refrigerador y sacas una gran jícama, comienzas a pelarla, ves como empieza a escurrirse el jugo y percibes el olor, ahora la partes en pedazos y la colocas en un plato, tomas un limón, lo partes y comienzas a exprimirlo sobre la jícama, finalmente le agregas picante y listo, tomas un pedazo de jícama, lo llevas hasta tu boca y disfrutas de su sabor. ¿Qué pasó en tu boca?, ¿salivaste?, ¿por qué crees que pasó esto si ni siquiera viste una jícama real?

El hecho de que nuestro cuerpo reaccione a una situación imaginaria como si realmente estuviera pasando es precisamente por la relación que existe entre lo que pensamos y lo que sentimos. Al leer el párrafo anterior donde describí la situación imaginaria, tú fuiste recordando el olor, sabor y quizá hasta textura de la jícama, tal vez te imaginaste preparándola con limón y/o chile para comértela; y de hecho tu boca reaccionó salivando preparándose para recibir comida cuando realmente ni siquiera existía. Así es como funcionan la mente y el cuerpo, siempre están conectados y relacionados entre sí, lo que uno piensa el otro actúa; es por esto que tu tarea es aprender a manejar tus pensamientos para que el estrés de tu cuerpo se vea disminuido.

Te invitamos a ver el video del programa “Redes” donde explican claramente este tema.

Si tienes duda sobre la terapia ideal para resolver estos problemas te invitamos a revisar nuestro apartado de terapia individual.

Mtro. Alejandro García.

[/column]

estrés

¿Qué es el estrés?

¿Qué es el estrés?

Como  suele ocurrir con la mayoría de los términos psicológicos, hoy en día es común escuchar a la gente hacer un uso indiscriminado de la palabra estrés, sin tener conocimiento real de su significado.

Desde hace varias décadas muchos psicólogos y profesionales de la salud se han dedicado al estudio del estrés ya que han descubierto el gran impacto que éste tiene en la salud tanto mental como física de las personas. En 1986, dos psicólogos norteamericanos, Richard Lazarus y Susan Folkman definieron el estrés como: “Una reacción del cuerpo provocada por la percepción de una situación amenazante”, pero… ¿a que se referían exactamente con esta definición?

Vamos a poner un ejemplo que les cuento a las personas cuando imparto el taller sobre manejo de estrés, de preferencia toma una hoja y contesta las preguntas:

… primero imagínate que vas caminando por la selva y de pronto…se te aparece un león ¿Qué es lo primero que piensas? ¿Qué sientes en tu cuerpo? ¿Qué haces?

¿Tú que contestaste? La mayoría de las personas dice: …”pues lo primero que pienso es que me va a atacar y a comer… lo que siento es mucho miedo y angustia, mi corazón se acelera y se me tensan los músculos…lo que haría sería correr lo más rápido que pueda o tal vez subirme a un árbol…”

… ahora imagínate que vas caminando por la misma selva y de pronto se te aparece un gatito como los que se tienen de mascota… ¿qué es lo primero que piensas? ¿qué sientes en tu cuerpo? ¿qué haces?…

¿Tú que contestaste? La mayoría de las personas dice: …pues lo primero que pienso es que no me va a hacer nada, incluso si me gustan los gatos pues pienso: qué bonito gato… realmente no siento nada… y lo que haría sería acercarme o seguir mi camino…

¿Qué diferencia ves entre la primera y la segunda situación? La única diferencia es que en la primera nos encontramos con un animal que nosotros PERCIBIMOS como peligroso y nuestro cuerpo se prepara para poder huir o tal vez para enfrentar la lucha… ¡¡ESO ES EL ESTRÉS!!

Como decían Lazarus y Folkman es una reacción que nuestro cuerpo tiene ante situaciones (león) que percibimos como difíciles o peligrosas para nosotros. Algunas de las reacciones son: el corazón late más rápido y más fuerte, tensión en los músculos, sudor en las manos, entre otros. El elemento más importante sobre el estrés es nuestra forma de percibir las situaciones a las que nos enfrentamos.

Pero ahora imagínate que tomas un curso para aprender a luchar contra los leones ¿percibirías la primera situación igual de peligrosa? ¿Tu cuerpo reaccionaria igual?, seguramente te sentirías más capaz de enfrentarla por lo tanto no te estresaría tanto. En tu caso, no es necesario enfrentarte a un león ni que tu vida esté en peligro para que tu cuerpo se estrese, si eres de las personas que todo lo ven como difícil, complicado, que todos te quieren molestar, etcétera; todo el tiempo te sentirás rodeado de “leones” que te quieren hacer daño y tu cuerpo estará siempre alerta para responder, la mala noticia es que nuestro cuerpo ante tal exigencia se cansará y comenzará a enfermarse.

Te invitamos a ver el video del programa “Redes” donde explican claramente este tema.

Si tienes duda sobre la terapia ideal para resolver estos problemas te invitamos a revisar nuestro apartado de terapia individual.

Mtro. Alejandro García.

terapia de duelo df

El miedo a vivir

Miedo a vivir

Una de las principales razones por las que una persona acude a terapia es algo que llamamos desmoralización y se refiere al hecho de sentir que todo esta perdido y que el problema los ha sobrepasado y no tiene solución. Por tal motivo, nuestra primer tarea como psicoterapeutas es ayudar a nuestro paciente a recobrar esa confianza en él y hacerle sentir esperanza nuevamente. Lo anterior no es a través de una palmadita en el hombro o de un “echale ganas” como la mayoría de las personas lo harían. A diferencia del resto, nosotros haremos que el paciente identifique de donde viene ese pensamiento de que todo esta perdido y no tiene salida. La realidad es que regularmente los pacientes tienen claro lo que deberían de hacer para resolver su problema pero deciden autoengañarse y “confudirse” para no hacerlo. La pregunta sería ¿por que complicarse la vida?, la respuesta podría ser…MIEDO.

El miedo no es malo en si, es una emoción que nos ha permitido sobrevivir durante miles de años pues dispara en nosotros una respuesta de protección; sin embargo, también puede paralizarnos y no dejarnos actuar, lo que ocasiona que nos quedemos en el mismo lugar sin hacer algo para cambiar nuestra situación. Y es así que muchas personas no persiguen sus sueños por miedo a fracasar, otras más no terminan una relación destructiva o renuncian a un mal trabajo por miedo a tomar una mala decisión y después arrepentirse o no ponen el negocio que tanto quieren por miedo a que no funcione o no concursan para ingresar a un posgrado por el miedo a ser rechazados, y así tantos y tantos ejemplos que he escuchado en la consulta.

Lo anterior nos da como resultado un gran miedo a vivir, a buscar nuestros sueños y vivir felices. El miedo a vivir es como ver la vida pasar desde una ventana encerrados en un lugar donde nos sentimos “seguros” pero no aprovechamos la oportunidad que la vida nos dio para hacer lo que queremos. Desde la terapia trato de ayudar a mis pacientes a que se den cuenta del miedo que tienen de sufrir en la vida y por el cual no se atreven a hacer lo que en verdad quieren hacer. La idea es que entiendan que la vida no siempre nos va a dar lo que queremos, nada ni nadie la obliga a hacerlo. Lo mejor que podemos hacer es aventarnos a hacer las cosas arriesgándonos a ser felices, total las desgracias en la vida estarán queramos o no, más vale arriesgarnos y sufrir (o no) a quedarnos esperando y ver pasar como se nos va la vida.

Si tienes duda sobre la terapia ideal para resolver estos problemas te invitamos a revisar nuestro apartado de terapia individual.

Te recomendamos este video miedo a vivir, un claro ejemplo de por que debemos de tener fe y confiar en la vida.

Mtro. Alejandro García.

ansiedad

Ansiedad y como manejarla

[column width=”1/1″ last=”true” title=”” title_type=”single” animation=”none” implicit=”true”]

Ansiedad y como manejarla

Las autoinstrucciones son órdenes que el sujeto se da a sí mismo, dirigiendo su actuación. Dicho de otra forma, el pensamiento catastrófico, que en otros momentos podría parecer rápido o automático, y que aumenta la ansiedad, ahora se enlentece y se transforma en lenguaje que guía con cuidado las sensaciones del sujeto. Esta técnica se utiliza en conjunto con un entrenamiento en relajación para ayudar a los paciente en el manejo de su ansiedad.

Objetivo: Manejar la ansiedad y mejorar la sensación de control sobre la misma.

Ejemplo.

“Estoy comenzando a sentir la ansiedad, no pasa nada, es parte de mi condición en este momento, lo que voy a hacer es relajarme como aprendí en terapia… esto que siento es parte de la ansiedad pero no quiere decir que algo malo me va a pasar”, “son mis pensamientos reaccionando sobre mi cuerpo los cual puedo controlar”).

[/column]

depresión

¿Cómo saber si tengo depresión?

[blank h=”30″] [/blank] [column width=”1/1″ last=”true” title=”” title_type=”single” …

Psicólogos CDMX precios accesibles para parejas

Hallar psicólogos CDMX precios accesibles para tratar problemas de discusión con tu pareja es más sencillo de lo que se …

Psicólogos en línea para chatear y lidiar con la ansiedad

Es posible encontrar psicólogos en línea para chatear y tratar la ansiedad, la cual puede manifestarse de diferentes formas, …