Etiqueta: terapia psicológica

engagement

4 pasos para mantener el interés en nuestros pacientes

El comportamiento humano está construido en gran medida de hábitos “automáticos” que las personas poseemos debido a las experiencias que vivimos. La mercadotecnia puede “implantar” hábitos de compra para un producto o servicio. Es decir, que no haya un proceso cognitivo en la toma de decisión sobre una compra, sino que se haga de forma automática. Nir Eyal escribió un libro llamado “Hooked” en el cual desarrolla un modelo llamado Hook. Permite a las empresas formar hábitos entre sus clientes logrando una ventaja competitiva. A continuación, se realiza un breve análisis de este libro buscando como puede aplicarse a la terapia psicológica.

Contenido

Al inicio del libro, el autor nos justifica la importancia de su modelo mencionando la postura de dos inversionistas muy importantes. Warren Buffet y Charlie Munger se dieron cuenta que si un cliente forma una rutina alrededor de un servicio se “engancha” a él. Se vuelve menos sensible a variaciones en el precio. Además de que lo comentará con sus amigos volviéndose un “embajador de la marca” generando nuevos clientes a muy bajo costo.

Los hábitos son patrones de comportamiento complejos que las personas realizamos diariamente. Los hábitos son importantes para la mercadotecnia. Estos controlan gran parte de la conducta y pueden crear fidelidad para una marca. El objetivo de un psicoterapeuta que ofrece servicios de alta frecuencia es que los pacientes acudan a terapia sin tener que convencerlos a través de publicidad.

Según el autor, para poder enganchar a un cliente es necesario crear en él nuevos hábitos de consumo. Es importante mostrarle el beneficio de utilizar un servicio para que se motive a realizar un cambio de conducta. Lo más importante, es mantenerlo a través del tiempo. El servicio al que deseamos enganchar a nuestros clientes debe de cubrir una necesidad sin la cual no es posible funcionar. Para el caso de la terapia psicológica considero que la necesidad de nuestros pacientes es la de recibir ayuda. Necesitan resolver un problema que les está afectando emocionalmente y que no les permite funcionar adecuadamente en su vida. El autor propone cuatro fases en su modelo Hook.

Fase 1

Durante la primera fase, las empresas deben identificar una carencia que genere un malestar emocional. Esta motivará a las personas a realizar una acción. A este tipo de carencias les llama disparadores. El principal disparador de consumo de la terapia es la percepción de indefensión. Nuestros pacientes se perciben indefensos ante un problema en la vida y lo que les genera un malestar emocional.

Fase 2

En la segunda fase el autor propone identificar aquellas emociones que puedan motivar a una persona para realizar una acción. Considero que las principales emociones que motivan a un paciente a ir al psicólogo es la tristeza, el miedo y el enojo. Además de sentimientos como la culpa y la impotencia. Una vez identificadas estas emociones, el siguiente paso es disminuir el costo de respuesta. Necesitamos facilitarles el uso de la terapia para encaminarlos hacia nosotros.

Acudir a terapia no es fácil para una persona pues tiene que sortear diversas dificultades. Por ejemplo, el no saber cómo funciona la terapia psicológica o como elegir a un buen psicoterapeuta. Por esta razón es importante allanarles el camino a los pacientes lo más posible, desde colocar contenido en nuestra página que les ayude a aclarar sus dudas hasta facilitarles el proceso para agendar su cita y acudir a ella por primera vez.

Fases 3

En la tercera fase el autor propone utilizar el reforzamiento variable que disminuya en las personas la ansiedad de la recompensa. Menciona como ejemplos aquellas recompensas que nos hacen sentir aceptados, atractivos e importantes para los demás. También aquellas que alimentan nuestro ego de forma intrínseca. Menciona que las recompensas deben de ser significativas para las personas. Es decir, deben estar relacionadas con los motivos del uso del servicio y ser coherentes con los disparadores internos y los factores motivadores.

En esta fase, los psicólogos psicoterapeutas estamos obligados a reforzar socialmente a nuestros pacientes. Necesitamos reconocerles sus avances y ayudarles a que los concienticen y verbalicen dentro de la sesión. Otra forma de brindarles reforzadores es pidiéndoles que compartan su testimonio. Lo anterior es para que otras personas conozcan su logro. Por último, también podemos mencionarles que sus sesiones comenzaran a espaciarse más debido al avance que han tenido producto de su esfuerzo y dedicación.

Fase 4

Por último, en la cuarta etapa es necesario generar valor en nuestro servicio a través del esfuerzo del cliente. Las personas cuanto más tiempo y esfuerzo dedicamos a algo, más lo valoramos. En relación con esta cuarta etapa, considero que como psicólogos psicoterapeutas podemos ayudarle a nuestros pacientes a concientizar el tiempo y esfuerzo que han puesto en su terapia a través de preguntas generadoras dentro de la sesión.

Según el autor, el modelo Hook también puede emplearse para evaluar un servicio que ya se esté brindando. Se identifica a nuestros clientes enganchados y analizando la relación que tienen con el servicio para hallar un patrón de comportamiento y replicarlo en nuevos clientes.

Por último, el autor realiza un análisis sobre la ética de la manipulación. Menciona que es válido manipular a las personas para que utilicen servicios que les ayuden a mejorar sus vidas. Cuando se manipula a una persona para que consuma un servicio que no mejora su vida se estaría cayendo en la explotación en donde la única finalidad es ganar dinero.

Conclusión

En la actualidad, crear hábitos de compra en las personas no es sencillo. La convergencia de acceso y velocidad de información nos ha empoderado como consumidores. Los psicoterapeutas debemos encontrar aquello que motiva a nuestros pacientes a tomar terapia.

La terapia de pareja para qué sirve

No es de extrañar que en algún momento, dentro del noviazgo o matrimonio, los miembros de la relación se lleguen a preguntar sobre la terapia de pareja para qué sirve, pues sabemos que además de momentos color de rosa, también llegan a aparecer otros que se tornan grises.

Como parte de la psicología, los profesionales de esta disciplina reciben en sus consultorios a parejas interesadas en tomar terapia, esto con el fin de reforzar el vínculo amoroso que pudo haberse dañado por diferentes motivos, los cuales dependen de cada tipo de relación.

La infidelidad, motivo para acudir a terapia de pareja

Para tratar de responder la pregunta central, es decir, la terapia de pareja para qué sirve, conviene mencionar que hay ciertas acciones que se repiten frecuentemente en un gran número de parejas como las causas para acudir con los psicólogos.

La infidelidad es el problema que más aqueja a las parejas que acuden a terapia, en este caso, lo que buscan es superar este amargo episodio. La ayuda profesional sirve para que las personas expresen sin temor todas sus emociones en torno a este acto, que puede tener dos finales: por una parte la consolidación de la relación y por otra, el rompimiento.

Aquí es importante señalar que contrario a lo que se pudiera pensar, la terapia de pareja no sirve únicamente para que las relaciones refuercen sus lazos amorosos y cualquier conflicto quede superado, pues las terapias también son buenas para comprender que en ciertos casos, lo mejor para las personas es separarse y rehacer su vida.

Por eso, en los casos de infidelidad no siempre se supera y entierra el suceso, por lo que los psicólogos trabajan precisamente para encontrar la mejor solución, aquella que beneficie a las dos partes de la relación. Así que sería erróneo pensar que al haber una ruptura, los especialistas están haciendo mal su trabajo.

Todo lo contrario, si te preguntas la terapia de pareja para qué sirve, encontrarás que no es exclusivamente para que las relaciones continúen, sino que se realiza para indagar en las causas de los problemas, la forma en que los miembros de la relación los afrontan y la mejor solución, una en la que ambos estén de acuerdo.

La terapia de pareja y los problemas de la sexualidad

A partir de este punto podemos hablar sobre otro de los problemas más comunes para tomar este tipo de terapia, nos referimos a los que están relacionados con la sexualidad, pues sin duda se trata de algo que puede dañar o mejorar los noviazgos y los matrimonios.

La insatisfacción sexual es algo que puede presentarse en cualquier relación, sobre todo en aquellas que llevan más tiempo y comienzan a notar que esto debilita la fuerza del vínculo amoroso. No es un secreto que incluso se llegan a hacer chistes y bullying sobre esta problemática, la cual es importante tratar en terapia.

La terapia de pareja para qué sirve, en este caso, para encontrar los motivos que hacen aparecer la falta de apetito sexual o la insatisfacción. De manera general, podemos mencionar algunos de ellos: impotencia, eyaculación precoz, abusos sexuales, vergüenza y baja autoestima.

Antes de acudir a terapia, los dos miembros de la relación deben aceptar que este problema existe, entender que es común -y completamente normal- sentir pena, pero que también es muy válido buscar la ayuda de los profesionales para encontrar una solución, aquella que brinde bienestar emocional a la pareja.

En el caso de G & Co. Psicólogos, nos enfocamos en la resolución de los conflictos por los que esté pasando una pareja, además trabajamos para fomentar nuevas formas de comunicación y en las relaciones que sea necesario, ayudamos a que el proceso de separación sea sano y no deje heridas.

Dónde tomar terapia psicológica para acabar con los celos

Es muy probable que alguna vez te hayas preguntado dónde tomar terapia psicológica, ya sea porque estás pasando por momentos difíciles en el trabajo, porque en tu familia hay peleas, las cosas en tu relación amorosa no van bien o simplemente porque deseas mejorar tu estabilidad emocional.

Los psicólogos reciben todos los días a muchos pacientes en sus consultorios, por lo que están acostumbrados a escuchar un gran número de causas que llevan a las personas a buscar su ayuda. Sin embargo, hay una que está relacionada con un sentimiento negativo que muchos hemos sentido alguna vez.

Nos referimos a los celos, una emoción negativa que los seres humanos experimentan cuando ven amenazado su entorno, por ejemplo, su relación sentimental o su puesto de trabajo. Si este sentimiento llega a ser enfermizo, vale la pena preguntarnos dónde tomar terapia psicológica para acabar con él.

Qué son y cómo surgen los celos

Todos hemos sentido celos en algún momento de nuestra vida, pues forman parte de la naturaleza humana, incluso se llegan a mencionar en pasajes de la Biblia, ya que se trata de algo que nos pone alertas cuando sentimos que aquello que queremos o tenemos, podemos perderlo.

Los celos son un sentimiento que surge en el cerebro, existen diferentes factores que los pueden desencadenar y en ellos intervienen aspectos como la edad y el género para saber cómo tratarlos. Por ejemplo, los hermanos mayores a veces sienten celos de los más pequeños porque piensan que son los consentidos de los padres.

Este tipo de celos pueden parecer incluso “tiernos”, puesto que los padres sienten lo mismo por todos sus hijos. Sin embargo, al escuchar la palabra “celos” posiblemente lo primero que se piensa es en una relación de pareja, porque es donde se presentan con mayor frecuencia.

Terapia de pareja celos

Los celos de pareja, sus tipos y causas

Como hemos mencionado a lo largo de este artículo, los celos son un sentimiento que puede surgir en cualquier persona, pero es por lo regular cuando estamos en una relación que podemos experimentarlos con mayor frecuencia, aunque esto no implica necesariamente que las parejas se la pasen mal.

Todas las relaciones pasan por momentos de celos, lo cual se manifiesta con simples comentarios que no perjudican el vínculo amoroso. Por ejemplo, decir cosas como “todos notarán lo bien que luces hoy”, es tener un cierto temor a que los demás miren a nuestra pareja, pero no implica que haya una pelea o discusiones.

Pero si hay situaciones que te han hecho pensar dónde tomar terapia psicológica para acabar con los celos, probablemente estés pasando por ciertas experiencias que ya involucran peleas, poca convivencia y en algunos casos, la separación.

Hay dos tipos de celos relacionados con las parejas que incluso llegan a afectarlas tanto que separarse es la solución más acertada.

  • Patológicos: Nos referimos a los celos que una persona siente con todas sus parejas, aparecen sin motivos y provocan que la sospecha sea una constante de la relación. Además, hay conductas de posesión y control absoluto, lo que desencadena la aparición de violencia emocional y en casos graves, la violencia física por el temor de perder a la persona amada.
  • Reactivos: De todas las parejas que haya tenido una persona, estos celos se presentan solamente en una de sus relaciones. Entre las causas más comunes de su aparición están las infidelidades, pues estas acciones suelen dejar una huella en forma de miedo; aunque también están relacionados con otras conductas como no hacer pública la relación o comparar a la pareja actual con otras del pasado.

 

En ambos casos, lo primero que se debe hacer antes de buscar dónde tomar terapia psicológica es aceptar que existe un problema, después ambas personas en la relación tienen que estar de acuerdo en acudir con un especialista para que los ayude a terminar con los celos enfermizos.

Los psicólogos van a escuchar los posibles motivos que causan los celos, el contexto de la relación, así como el entorno social de ambos, con eso van a establecer una terapia que les ayude a solucionar esos conflictos por lo que estén atravesando la pareja.

Ya no te preguntes dónde tomar terapia psicológica, en G & Co. Psicólogos encuentras a los profesionales más preparados, por medio de una efectiva terapia te ayudamos a terminar con los celos que puedan afectar tanto tu vida amorosa como tu vida personal, pues trabajamos para hacerte sentir bien emocionalmente.  

Ayuda en línea en México

Los seres humanos estamos constantemente expuestos a un gran número de emociones y experiencias, las cuales pueden dejarnos grandes aprendizajes; sin embargo, hay otras que nos dañan y nos hacen buscar el apoyo de psicólogos en línea México.

Acudir con un psicólogo es la mejor manera de superar cualquier trastorno mental, trauma o miedo que afecte nuestra vida diaria, pues son profesionales que indagan en el pasado y el presente del paciente para llevar a cabo un tratamiento que le devuelva el bienestar a las personas que recurren a ellos.

Lo anterior es posible gracias a que la psicología es una disciplina que estudia el comportamiento humano y sus procesos mentales, todo esto por medio de diferentes enfoques, como el experimental o el cognitivo. El objetivo de esta ciencia es proporcionar la tranquilidad mental y física a cualquier persona que lo necesite.

¿Cómo se puede brindar esa tranquilidad? Es muy sencillo, por medio de una terapia, es decir, un tratamiento en el cual el psicólogo, de manera confidencial y completamente respetuosa, indaga en los sentimientos y pensamientos de sus pacientes para hallar el origen de sus problemas.

La tecnología en el trabajo de los psicólogos

La representación mental más popular sobre la terapia psicológica consiste en una habitación con un sillón donde el paciente se recuesta para dialogar con el especialista. Y no está equivocada esta imagen; sin embargo, con el paso de los años las formas de obtener bienestar han cambiado.

La tecnología y sus avances están presentes en muchos aspectos de la vida cotidiana, por medio de ellos podemos facilitarnos la ejecución de tareas como cocinar e incluso ejercitarnos. Pero no hay que perder de vista que la salud emocional también es sumamente importante.

Eso es lo que actualmente caracteriza a los psicólogos, ellos son profesionales que han visto a la innovación tecnológica como una oportunidad para llegar a más personas, aquellas que necesiten una guía para recobrar la estabilidad emocional.

Motivos para buscar la ayuda en línea

A pesar de que parece sencillo buscar este tipo de ayuda, es una decisión que no siempre es fácil de asimilar para las personas que pasan por situaciones complicadas, ya que puede existir un miedo al qué dirán o nerviosismo por enfrentar viejos traumas.

Acudir a los psicólogos puede tener diversas causas, algunas están relacionadas con sentimientos como celos y otras más pueden partir de situaciones traumáticas que han marcado la vida de las personas. Cada individuo construye su vida en torno a vivencias y es a partir de eso que surgen los motivos para buscar ayuda.

De manera general podemos mencionar al estrés, la baja autoestima y el fallecimiento de un familiar como algunos motivos para ir a terapia. Hay otros que no solamente involucran a una persona, tienen que ver con la pareja, por ejemplo, una infidelidad o falta de apetito sexual.

Una vez que se ha identificado el obstáculo que impide tener una estabilidad mental y emocional, es momento de buscar a los ayuda en línea para que por medio de una terapia, proporcionen las herramientas necesarias que tendrán como resultado final la curación del paciente.

Las ventajas de tomar terapia en línea pueden verse desde dos perspectivas:

  • Económica: porque se considera solamente el precio de las sesiones y no los gastos de traslado hasta un consultorio.
  • Accesible: esto es posible pues la terapia se puede tomar en cualquier parte del país, sin importar la distancia entre el paciente y el psicólogo.

También es importante tener en cuenta que las terapias en línea se pueden combinar con sesiones presenciales, siempre y cuando el paciente así lo necesite y los psicólogos lo autoricen, pues recordemos que el principal objetivo de su trabajo es la salud mental de las personas.

En el caso de G & Co. Psicólogos, contamos con terapias presenciales pero también en línea, pues sabemos la importancia que actualmente se le da a los dispositivos electrónicos, eso lo aprovechamos para ayudar a más personas con profesionalismo y terapias enfocadas en las necesidades específicas de nuestros pacientes.

 

Qué terapia psicológica necesito, las claves para saberlo

Posiblemente en algún momento de nuestra vida todos nos hemos preguntado “qué terapia psicológica necesito”; esto no se trata de algo vergonzoso, ya que todas las personas estamos expuestas a un gran número de experiencias y sentimientos, por lo que es normal que alguno de ellos nos haga pensar en buscar ayuda.

La terapia psicológica debe verse como un apoyo que nos permita tener bienestar emocional, por lo que es vital dejar de lado esa idea equivocada que por muchos años nubló el trabajo de los psicólogos, es decir, que las terapias solamente eran para aquellas personas consideradas como “locas”.

Antes de continuar es importante comprender que la terapia es una técnica que los especialistas llevan a cabo para orientar a los pacientes por un camino que tenga como resultado su buena salud mental, esto lo hacen indagando en el comportamiento, experiencias, miedos y sentimientos de las personas que se acercan a ellos.

Tipos de terapias y motivos para acudir a ellas

Las psicoterapias se realizan de acuerdo con las necesidades de cada paciente, esa es la base para que los psicólogos planteen el número de sesiones y tratamiento adecuado para cada caso. Cuando alguien se pregunta qué terapia psicológica necesito, vale la pena describir las características de los diferentes tipos de terapias que existen.

  • Individual

En este tipo de terapia participan únicamente el paciente y el psicólogo, se realiza de manera completamente confidencial para generar confianza y seguridad. El objetivo de esta técnica es indagar en los sentimientos de la persona para establecer la causa de sus problemas y buscar la mejor solución.

Los principales motivos para tomar esta psicoterapia son estrés, baja autoestima, violencia, duelo por alguna muerte o separación, traumas de la infancia, problemas de comunicación, aislamiento, depresión y fobias, por mencionar algunos ejemplos.

  • De pareja

Se trata de una herramienta psicológica que sirve para resolver los conflictos que existan en una relación, ya sea noviazgo o matrimonio. Si bien es cierto que todas las parejas atraviesan por momentos difíciles, cuando éstos provocan que la convivencia sea tormentosa, es momento de buscar ayuda.

Entre las causas que más llevan a las parejas a una terapia se encuentran los celos (sobre todo cuando tienen efectos emocionales y físicos de consideración), infidelidad, problemas de sexualidad, falta de comunicación, muerte de un hijo o imposibilidad de concebir un bebé.

Probablemente los dos tipos de terapias antes descritos son los más comunes, pues mientras las personas van entrando a la adultez, las responsabilidades crecen y también las vivencias, motivos que podrían desencadenar un malestar mental que requiera el apoyo de los psicólogos.

Sin embargo, al pensar en qué terapia psicológica necesito no debemos olvidar que los niños también pueden atravesar por situaciones complicadas, las cuales pueden hacer que los pequeños sean llevados con los profesionales para que les brinden el apoyo más adecuado para su edad, ya que se puede tratar de algo que no entiendan y les cause mucha confusión.

Es tarea de los padres llevar a sus pequeños con los psicólogos capaces de realizar una terapia infantil, la cual se caracteriza por usar juegos y dibujos para que los niños expresen sus emociones  y con ello los profesionales tengan acceso a las experiencias negativas que los estén afectando.

Lo más importante para entender qué terapia psicológica necesito es no tener miedo de dar el primer paso, con esto nos referimos a saber reconocer que necesitamos ayuda profesional. Entender que es necesario el apoyo de un experto, hará que los problemas queden en el pasado y la calidad de vida mejore considerablemente.

Si notas que todo el tiempo te enojas con facilidad, que tienes miedo de salir a la calle y comunicarte con los demás, si te sientes inseguro e incapaz de hacer tu trabajo o labores diarias, si te comparas con los demás o si es común que te deprimas, es momento de salir y buscar ayuda psicológica.

Esos son algunos ejemplos de situaciones que llevan a las personas a una terapia, pero de manera general debes considerar que si hay algún sentimiento o miedo que no te permita desarrollar tu vida normal, lo mejor es acudir con los profesionales. Lo importante es que el cuestionamiento qué terapia psicológica necesito no se quede en el olvido.

En G & Co. Psicólogos trabajamos por el bienestar emocional de nuestros pacientes con terapias individuales, de pareja e infantiles. Nuestro equipo está integrado por destacados profesionales que se especializan en diferentes áreas clínicas para brindar la ayuda más adecuada para cada persona.

tipos de estrés

Estrés bueno y estrés malo

¿Qué es el estrés?

Esta respuesta surge cuando las personas se enfrentan a situaciones difíciles en las cuales nuestro cuerpo reacciona para poder actuar; cuando ésta reacción nos ayuda a salir bien librados de dichas situaciones, podemos decir que es un estrés “bueno” al que llamamos eutrés; sin embargo, cuando este estrés rebasa los límites y en vez de funcionar, nos fatigamos, cansamos, nos cuesta trabajo poner atención y tenemos poca concentración, podemos decir que es estrés “malo” y se le llama distrés. Es decir, es importante que nuestro cuerpo se estrese cuando debe de hacerlo pero utiliza mucha energía y resulta desgastante por lo que necesita regresar a un estado de relajación para recuperarse, cuando éste no lo consigue se desencadenan problemas emocionales y de salud.

EUTRÉS (ESTRÉS BUENO) DISTRÉS (ESTRÉS MALO)

En el eutrés el uso de energía es proporcional a la situación que lo desencadena, es decir, la persona no se desgasta de más y mantiene su mente abierta promoviendo la felicidad, alegría y la creatividad. Es indispensable para nuestro funcionamiento y para nuestro desarrollo personal. Por otro lado, en el distrés las situacuiones son percibidas como excesivas, intensas, prolongadas e insuperables. La capacidad de resistencia y de adaptación del cuerpo se ve rebasada reflejándose en alguna alteración emocional o física como gastritis, cefaleas, tensión muscular, entre otras.

Es importante hacer esta diferencia porque comúnmente se cree que el estrés es algo malo, que hay que luchar contra él y eliminarlo, algo que de hecho es imposible ya que sólo los muertos no tienen estrés. El estrés es una reacción natural de nuestro organismo, la clave está en observarlo y entenderlo para que nuestro distrés se vuelva eutrés y así nos ayude a funcionar de una mejor manera en nuestra vida cotidiana.

Ahora que conoces un poco más sobre el estrés vamos a realizar una actividad con la cual podremos observar el poder que tiene la mente sobre nuestro cuerpo, dicho poder puede jugar en nuestra contra y causarnos distrés o a nuestro favor y producir tranquilidad y relajación.

Para realizar esta actividad es importante que te encuentres en un lugar tranquilo donde te puedas concentrar y liberar de distracciones, ahora:

Imagínate que estás en tu casa sentado en la mesa, te levantas y te diriges hacia tu cocina, abres el refrigerador y sacas una gran jícama, comienzas a pelarla, ves como empieza a escurrirse el jugo y percibes el olor, ahora la partes en pedazos y la colocas en un plato, tomas un limón, lo partes y comienzas a exprimirlo sobre la jícama, finalmente le agregas picante y listo, tomas un pedazo de jícama, lo llevas hasta tu boca y disfrutas de su sabor. ¿Qué pasó en tu boca?, ¿salivaste?, ¿por qué crees que pasó esto si ni siquiera viste una jícama real?

El hecho de que nuestro cuerpo reaccione a una situación imaginaria como si realmente estuviera pasando es precisamente por la relación que existe entre lo que pensamos y lo que sentimos. Al leer el párrafo anterior donde describí la situación imaginaria, tú fuiste recordando el olor, sabor y quizá hasta textura de la jícama, tal vez te imaginaste preparándola con limón y/o chile para comértela; y de hecho tu boca reaccionó salivando preparándose para recibir comida cuando realmente ni siquiera existía. Así es como funcionan la mente y el cuerpo, siempre están conectados y relacionados entre sí, lo que uno piensa el otro actúa; es por esto que tu tarea es aprender a manejar tus pensamientos para que el estrés de tu cuerpo se vea disminuido.

Te invitamos a ver el video del programa “Redes” donde explican claramente este tema.

Si tienes duda sobre la terapia ideal para resolver estos problemas te invitamos a revisar nuestro apartado de terapia individual.

Mtro. Alejandro García.

[/column]

engagement

4 pasos para mantener el interés en nuestros pacientes

El comportamiento humano está construido en gran medida de hábitos “automáticos” que las personas poseemos debido …

estrés laboral

Estrés laboral y como prevenirlo.

El trabajo es muy importante para el ser humano. Es nuestra fuente principal de ingresos, podemos hacer buenos amigos y nos …

depresión

¿Tengo depresión?

La depresión es un trastorno mental que requiere el apoyo de terapia psicológica para buscar una solución a largo plazo. …