Articulos de psicología

depresión

¿Tengo depresión?

La depresión es un trastorno mental que requiere el apoyo de terapia psicológica para buscar una solución a largo plazo. La depresión se trata de un problema que desafortunadamente crece con los años. La Organización Mundial de la Salud estima que afecta a casi 350 millones de personas en el mundo y en el 2020 podría ser la principal enfermedad a tratar (OMS, 2018).

Tristeza, melancolía y ansiedad son algunos síntomas de la depresión, un estado de ánimo que se puede presentar por cortos periodos de tiempo. En algunos casos puede convertirse en algo crónico que afecta la vida diaria de las personas que lo padecen.

Sin embargo, este trastorno mental no tiene solamente afectaciones psicológicas, también llega a tener consecuencias físicas para la persona que lo sufre. Por ejemplo pérdida de peso a causa de una mala alimentación y en casos más severos, el intento de suicidio.

Tener depresión provoca falta de motivación, baja autoestima, insomnio, cansancio y poca concentración en las actividades cotidianas. Por eso, cuando este trastorno se vuelve más severo es necesario acudir a terapia psicológica con el fin de encontrar un tratamiento adecuado (Clínica Mayo, 2018).

Causas de la depresión

La aparición de este trastorno tiene que ver con diferentes factores. Por ejemplo, el medio ambiente influye en el estado de ánimo de una persona. La temporada invernal puede provocar tristeza pero al terminar se recupera el entusiasmo. En otras ocasiones, la genética y/o alguna experiencia a lo largo de nuestra vida si pueden detonar el trastorno. En una terapia, los psicólogos somos capaces de ayudar al paciente para descubrir qué le causó este trastorno, identificar sus síntomas y ayudarle para recuperar su estado de ánimo.

Síntomas de la depresión

Es un hecho que en cada paciente los síntomas se presentarán de diferente manera. En una terapia los psicólogos realizamos una breve evaluación para reconocer los mas comunes (APA, 2018):

  • Sentir constantemente que estamos tristes o culparnos de todo.
  • Estar a la defensiva y con enojo hacia ciertas circunstancias o personas.
  • Baja autoestima y poco interés para realizar las actividades que antes nos eran agradables.
  • Falta de concentración para realizar tareas y miedo de tomar decisiones.
  • Insomnio y problemas de alimentación, ya sea por falta de apetito o deseos de comer en exceso.
  • Pesimismo ante cualquier situación y pensamientos de suicidio.

Tipos de depresión

Es necesario determinar el tipo de trastorno que presentan el paciente para elegir el tratamiento. Algunos tipos de depresión son:

  • Depresión grave: realizar tareas como comer o dormir se convierte en algo complicado debido a la falta de interés. Constantemente aparecen pensamientos negativos en la mente de quien la sufre.
  • Trastorno bipolar: las personas con este tipo de depresión tienen cambios bruscos de ánimo, pasan de tener mucha alegría a sentirse completamente deprimidos
  • Depresión postparto: afecta a las mujeres especialmente durante el primer mes después de haber tenido a sus bebés.

Una vez realizada una evaluación los psicólogos podemos determinan qué tipo de tratamiento se puede seguir en cada paciente. Puede tratarse únicamente con terapia psicológica aunque en ciertas ocasiones, el paciente necesitará de antidepresivos para combatir el trastorno. Sin embargo, esto no es en todos los casos su uso dependerá de la gravedad de sus síntomas. Los medicamentos se administraran bajo supervisión de un psiquiatra ya que en ocasiones pueden tener efectos secundarios, como dolores de cabeza e insomnio.

Terapia psicológica contra la depresión

Respecto a la psicoterapia a lo largo de las últimas decadas la Terapia Cognitivo Conductual ha demostrado tener gran efectividad. En esta terapia se le enseña al paciente a identificar aquellos pensamientos catastróficos que le hacen sentir deprimido y a modificarlos. Sin embargo, en la última década la Terapia de Activación Conductual ha demostrado ser una opción más eficaz pues es posible obtener los mismos resultados en menos tiempo.

La Terapia de Activación Conductual se basa en combatir la falta de actividad que los pacientes deprimidos tienen. Esto le lleva a que el estado de ánimo y los pensamientos empeoren apareciendo la culpa como ingrediente extra. La idea de esta terapia es “activar” al paciente utilizando principios de teorías del aprendizaje. Poco a poco el paciente realiza actividades placenteras e importantes que le den una sensación de dominio sobre su vida. Solo así puede rompe el circulo vicioso de tristeza-falta de actividad-tristeza (Maero, 2012)

A manera de conclusión se podría decir que la depresión es una trastorno mental más común de lo que creemos. Afecta la calidad de vida de las personas que la padecen. Lo peor de todo es que se acostumbran a vivir así y no piden ayuda profesional para mejorar.

No olvide compartir este articulo en tus redes sociales, alguien con depresión podría leerlo y decidirse a buscar ayuda.

Bibliografía

1 Comment

  • Psicólogos en DF: ayuda para la comunicación humana

    […] no sólo a problemas como el miedo a interactuar con los demás, también otros trastornos como depresión, celos o baja […]

  • Write a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    engagement

    4 pasos para mantener el interés en nuestros pacientes

    El comportamiento humano está construido en gran medida de hábitos “automáticos” que las personas poseemos debido …

    estrés laboral

    Estrés laboral y como prevenirlo.

    El trabajo es muy importante para el ser humano. Es nuestra fuente principal de ingresos, podemos hacer buenos amigos y nos …

    depresión

    ¿Tengo depresión?

    La depresión es un trastorno mental que requiere el apoyo de terapia psicológica para buscar una solución a largo plazo. …